sábado, 24 de noviembre de 2007

Introducción

En un mundo en constante, pleno y vertiginoso cambio el nuevo desafío de la psicología no es dar respuestas (porque se acabarían las preguntas), tampoco es ofrecer soluciones mágicas (la sabiduría implica un decurso temporal) sino su principal tarea será mostrar
caminos concretos e interesantes por donde transitar nuevas búsquedas.

En una sociedad desorientada la clave es desarrollar espacios de reflexión y pensamiento acerca de la tan mentada condición humana.

Durante los años 2003 y 2004 produje y conduje un programa de radio; Plaza Psicología. La idea era, incorporar, re-significar y difundir temas psicológicos a través de un lenguaje académico pero evitando caer en tecnicismos, lo cual era -y es- todo un reto, pues aquí está la clave de los comunicadores científicos: divulgar pero que se entienda o como diría el genial Arturo Jaurteche en El Manual de Zonceras Argentinas: el difícil arte de escribir fácil

Este programa se terminó transformando en los Talleres de Psicología Práctica en donde la propuesta era la misma, pero con la ventaja de que el público no eran sólo oyentes, sino personas con las que se podía interactuar de forma más directa y por lo tanto lograr un ida y vuelta mucho más fluido.

Este taller funcionó desde 2004 hasta 2009 con resultados muy positivos.

Por lo tanto, espero que estas líneas y el proyecto que expondré a continuación sirvan para ver estos talleres como lo que realmente pretenden ser: un lugar de aprendizaje para ver y pensar la vida de otra manera.

No hay comentarios: